No es raro que cada uno de nosotros no soporte cierto sonido o ruido. Si bien es cierto que el ruido que hacen las uñas al raspar una pizarra o el que hace una persona cuando mastica demasiado fuerte pueden llegar ser poco agradables, existen personas a las cuales este tipo de sonidos las afecta más de lo normal. Conoce a continuación todo acerca del extraño trastorno de sensibilidad a los ruidos.

SENSIBILIDAD A LOS RUIDOS: EL EXTRAÑO PADECIMIENTO QUE MUCHAS PERSONAS POSEEN SIN SABERLO.

Las personas que padecen del trastorno de sensibilidad a los ruidos, conocido como “misofonía”, pueden llegar a experimentar complejas reacciones y sensaciones físicas y emocionales al escuchar determinados ruidos como los producidos al masticar, tragar o sorber.

Aquellas personas que padecen de misofonía (literalmente traducido como “aversión al sonido”) si bien no se ven afectadas ante todos los ruidos, si se ven afectados ante ruidos específicos.

Un estudio reciente demuestra que el 80% de estos sonidos disparadores, se relacionan a los ocasionados por la boca.

Es importante mencionar que no se trata de una simple manía.

Las personas que padecen de misofonía realmente sufren terriblemente al escuchar determinados ruidos.

El trastorno de sensibilidad a los ruidos realmente puede llegar a convertirse en una tortura en determinados momentos, para quienes lo padecen.

Si has descubierto que posees este extraño padecimiento ¡No te alteres!

Muchas personas sufren del trastorno de sensibilidad a los ruidos, y te aseguramos que es un padecimiento totalmente tratable.

Si tienes cerca de ti a alguien que padece de misofonía, sé paciente; recuerda que la persona de verdad sufre al escuchar determinados ruidos.

¿Qué opinas acerca de este extraño padecimiento?, ¿Habías escuchado hablar antes de él?
Comparte con todos esta valiosa información sobre la misofonía, el extraño padecimiento de sensibilidad a los ruidos.