Las guayabas son árboles tropicales nativos del Caribe, América del Sur, América del Norte, y América Central. Sus hojas son simples, contrarias, ovaladas de cinco a quince centímetros de largo. Sus flores blancas, con numerosos estambres y cinco pétalos.

Su fruta es redonda y mide entre tres a diez centímetros, de corteza delicada y delgada que cuando está madura es de un color verde pálido y en otras especies de color rosa a rojo, con una pulpa anaranjada o blanca cremosa, posee muchas semillas y un aroma fuerte que la caracteriza.

Se están utilizando bastante las plantas a base de hierbas para las diversas enfermedades y especialmente la hoja de guayaba se considera una de las más importantes por sus grandes propiedades medicinales, se encuentran en forma de té y de cápsulas.

Entre las propiedades que posee tenemos:

Vitamina A, C y K, Calcio, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, zinc, B tacaroteno, vitamina B1, B2, B3, B5, B6, B9. Fibra dietética, es antimicrobiana, antiinflamatoria, antioxidante y analgésica.

También las hojas de guayaba tiene muchos beneficios como:

Para adelgazar.
Para la diabetes.
Reduce los niveles de colesterol.
Contra la diarrea y disentería.
Contra el malestar estomacal.
Para la intoxicación alimenticia.
Para la bronquitis y la tos.
Para el dolor de muelas, encías inflamadas y úlceras orales.
Para problemas de cáncer a la próstata.
Problemas de fertilidad en los hombres.
Contra la infección de heridas.
Contra infección del oído externo.
Para las reacciones alérgicas.
Picaduras de insectos.
Para el acné y espinillas.
Como exfoliante facial.
Para los signos de envejecimiento prematuro.
Acelera el crecimiento del cabello y detiene su caída

ALGUNAS RECETAS CON HOJAS DE GUAYABA:

Para la caída del cabello: Hervir hojas de guayaba en un litro de agua por 20 minutos. Dejar enfriar y aplicar en el cuero cabelludo masajeando fuerte.

Para el acné y puntos negros: Moler hojas y aplicar sobre el acné y manchas, dejar un rato y luego enjuagar, hacerlo varios días hasta que la piel se limpie y aclare.

Para el envejecimiento: Aplicar sobre la piel una decocción de hojas de guayaba madura, esto sirve para mejorar la textura y tono de la piel.

Para la bronquitis y tos: Hacer un té de hojas de guayaba y tomarlo por varios días.

Para la diarrea: Poner a hervir 30 gramos de hojas con un puñado de harina de arroz en uno o dos vasos de agua y beber dos veces al día.

Para reducir el colesterol: Consumir té de hojas de guayaba por tres meses.

Para heridas e infecciones: Moler hojas y aplicar en la parte afectada, previene la infección y acelera la cicatrización.

Para reacciones alérgicas: Machacar varias hojas de guayaba y poner en la zona afectada.

Para el dolor de muelas, encías inflamadas y úlceras orales: Solamente mascar hojas de guayaba.

Para adelgazar: Tomar el té de hojas de guayaba, una a dos veces al día.

Para las infecciones del oído externo: Se deja caer gotitas de té de hojas a temperatura ambiente en el área.