Galletas de avena y manzana. Receta saludable

 

 

Estas galletas, al no llevar mantequilla, huevos o aceite, son de textura tierna. Si queréis un toque crujiente podéis aumentar la cantidad de almendra y tostarla ligeramente antes de cubrir las galletas con ellas. Además, se pueden añadir otros ingredientes al gusto: nueces picadas, uvas pasas, semillas, etc.

Ingredientes para unas 25 unidades

  • 240 g de puré o compota de manzana, 80 g de copos de avena finos, 20-50 g de almendra cruda laminada, 1 cuchatadita de almendra molida, 1 pizca de sal.

Cómo hacer galletas de avena y manzana

Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja engrasándola o cubriéndola con papel sulfurizado. Si se van a tostar las almendras, colocarlas en una sartén sin grasa y llevar al fuego, removiendo bien, hasta que empiecen a dorarse. Dejar enfriar.

Colocar el puré de manzana en un cuenco y agregar los copos de avena, la sal y la canela. Mezclar bien hasta tener una masa homogénea. Añadir las almendras y otros ingredientes al gusto, si se desea. La textura debe ser muy húmeda, pero tenemos que ser capaces de formar pequeñas porciones sin que se desmoronen. Añadir más avena si fuera necesario.

Con ayuda de un par de cucharillas, distribuir la masa en la bandeja formando galletas redondeadas. Si las hacemos más gruesas quedarán más tiernas por dentro, y viceversa. Hornear durante unos 10-13 minutos, hasta que estén firmes al tacto y ya se hayan dorado bien. Esperar unos minutos fuera del horno y desmoldar con una espátula. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Galletas de avena y manzana. Receta saludable

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil

 

Fuente: Vitonica