7 usos del aceite de argán para embellecer tu piel

El aceite de argán tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias muy eficaces para ayudar a combatir el acné. También equilibra la producción de grasa y limpia los poros

El aceite de argán es un producto natural que se obtiene de las semillas del árbol de argán, originario del suroeste de Marruecos.

Es una fuente natural de vitaminas y ácidos grasos esenciales que, sobre la piel, brindan una amplia variedad de beneficios para mantenerla joven y saludable.

Si bien, por su composición, también se ha utilizado con fines medicinales, en la actualidad es muy popular en todo el mundo por sus diversas aplicaciones cosméticas.

Su absorción estimula la regeneración de las células y, a su vez, crea una capa protectora contra algunos agentes infecciosos que se van proliferando en la superficie cutánea.

Por si fuera poco, su vitamina E y demás antioxidantes contrarrestan los efectos negativos de los radicales libres y ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro.

Debido a esto, a continuación queremos compartir 7 interesantes formas de aprovechar sus propiedades para embellecer la piel.

¡No dejes de probarlo!

1. Limpiar la piel grasa

Cómo cuidamos la piel grasa

Lee:  8 formas de combatir la piel grasa

Una de las características más interesantes del aceite de argán es que, a diferencia de otros aceites, tiene la capacidad de absorber los restos de grasa.

Esto quiere decir que es una buena opción para aquellas personas cuyas glándulas sebáceas producen más aceites de lo normal.

¿Cómo utilizarlo?

  • Tras enjuagar el rostro con agua y un jabón suave, toma tres gotas de aceite de argán y aplícalas sobre las áreas del rostro que deseas limpiar.
  • Realiza suaves movimientos circulares hasta que el producto se absorba por completo.
  • Para finalizar, remueve el exceso de sebo con un paño suave.

2. Hidratante natural

Aunque su textura es diferente a la de otros aceites esenciales, este ingrediente es una buena alternativa para hidratar la piel sin usar productos químicos agresivos.

Sus ácidos grasos esenciales y compuestos antioxidantes ayudan a retener la humedad natural, aliviando la sequedad y regulando el pH.

¿Cómo utilizarlo?

  • Toma una pequeña cantidad de aceite de argán y frótala sobre las áreas del cuerpo que deseas hidratar.
  • Asegúrate de que absorba bien y repite su uso todos los días.

3. Bálsamo labial

Labios secos

La vitamina E y los ácidos grasos esenciales que contiene el aceite de argán lo convierten en una gran alternativa para los bálsamos labiales.

Esta composición nutricional crea una barrera protectora contra las agresiones externas y ayuda a conservar la delicada piel de los labios humectada.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece las yemas de tus dedos con un poco de aceite de argán y frótalo sobre los labios hasta que se absorba por completo.
  • Úsalo todos los días antes de aplicarte algún labial.

4. Combatir el acné

Las propiedades antibacterianas y antiinflamatorias de este producto son útiles para combatir el acné de forma eficaz.

Gracias a sus características, ejerce un interesante efecto de limpieza sobre los poros y, de paso, ayuda a equilibrar la producción de grasa.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece un hisopo de algodón con aceite de argán y aplícalo directamente sobre los granos de acné.
  • Asegúrate de humedecerlos con el producto y déjalo actuar 20 minutos.
  • Enjuaga con agua fría y repite el tratamiento 2 veces al día.

5. Removedor de maquillaje

Removedor de maquillaje

 

Este ingrediente natural también es una buena opción para retirar los productos cosméticos cada noche.

De hecho, por su composición, sirve para eliminar las células muertas y otras impurezas que se van quedando retenidas en la piel a lo largo del día.

¿Cómo utilizarlo?

  • Combina partes iguales de aceite de argán con aceite de oliva y frótalo por todas las áreas que deseas desmaquillar.
  • Déjalo actuar 5 minutos y quita los excesos con agua tibia.

6. Prevenir las estrías

Los altos niveles de vitaminas A y E del aceite de argán resultan muy beneficiosos para la prevención y reducción de las estrías.

Estos compuestos mejoran la elasticidad de la piel y estimulan la reparación celular para evitar el rompimiento de las fibras.

¿Cómo utilizarlo?

  • Toma un poco de aceite de argán en las palmas de tus manos y frótalo en las áreas susceptibles a las estrías.
  • Realiza suaves masajes durante 5 u 8 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • Úsalo, como mínimo, 3 veces a la semana.

7. Atenuar las patas de gallo

Atenuar-las-patas-de-gallo

 

Por su contenido de ácidos grasos y compuestos antioxidantes, este producto es una solución efectiva para disminuir las arrugas finas como las patas de gallo.

Estos nutrientes estimulan la producción de colágeno y elastina, dos sustancias esenciales para mantener la piel joven y firme.

¿Cómo utilizarlo?

  • Pon varias gotas de aceite de argán en las yemas de tus dedos y frótalas en el contorno de los ojos con un ligero masaje.
  • Asegúrate de que absorba bien y repite su uso todas las noches.

¿Aún no lo has probado? Ahora que sabes cómo utilizarlo, adquiérelo y úsalo como aliado para la belleza de tu piel.